Home News Por qué nunca debes destapar el radiador de un coche caliente, en vídeo

Por qué nunca debes destapar el radiador de un coche caliente, en vídeo

6 min read

Si has sido o eres el propietario de un coche con achaques, es posible que en algún momento sufras un temido calentón, o pérdidas en el circuito de refrigeración. Si tu coche tiene pérdidas en el circuito de refrigeración, lo lógico es que repongas el líquido refrigerante. Ahora bien, debes hacerlo siempre en frío – o un tiempo después de haber apagado el motor – porque este circuito está presurizado, y el anticongelante puede superar los 100 grados centígrados. El doloroso vídeo que acompaña este artículo te enseña por qué nunca debes destapar el radiador de un coche caliente.

El protagonista de este artículo es Jamie Palfreman, un chico inglés de 19 años, propietario de un BMW Serie 3 E36. Su coche parece haberse sobrecalentado, y por ello, procede a abrir la tapa no del vaso de expansión, sino del radiador del coche. Sabe que se está exponiendo a un cierto peligro, pues la desenrosca suavamente y protege su mano con un trapo de microfibra. Sin embargo, su coche parece tener problemas de junta de culata. La mezcla de refrigerante y aceite nunca es positiva, y en el caso del circuito de refrigeración, causa una peligrosa sobrepresión, como veréis a continuación.

En los coches modernos el circuito de refrigeración está presurizado, y no debe abrirse con el motor caliente bajo ningún concepto.

En cuanto el tapón es un poco más desenroscado, explota varios metros hacia el cielo, liberando un géiser de agua hirviente mezclada con aceite. La reacción es tan violenta que se lleva por delante el trapo que Jamie tenía en su mano. El joven se retira inmediatamente, visiblemente dolorido, mientras agua y aceite burbujeante emanan del motor, evidenciando graves problemas mecánicos en su interior. Tras el abrupto fin del vídeo – que supera los dos millones de visualizaciones en Facebook – tuvo que ser trasladado al hospital, y tratado de graves quemaduras en su antebrazo derecho.

Las imágenes son dolorosas, y se pueden ver trozos de su piel arrancados de cuajo. Una buena manera de demostrar los peligros de abrir un radiador caliente, y una lección que Jamie nunca olvidará. Imaginaos que el explosivo géiser de refrigerante le hubiera quemado la cara, o el pecho – podríamos decir que incluso ha tenido suerte. Si te ves en una situación similar, espera al menos 20 o 30 minutos hasta que el coche se haya enfriado, y procede a abrir la tapa del radiador o vaso de expansión con mucho cuidado, pues aún podría acumular presión.

Fuente: Daily Mail

https://www.diariomotor.com/noticia/destapar-radiador-caliente/

Load More Related Articles
Load More In News

Check Also

Lunaz Design, la compañía que convierte en coches eléctricos joyas como el Rolls-Royce Phantom o el Jaguar XK120

Fundada este mismo año, Lunaz Design es una start-up con sede en Silverstone, Reino Unido,…