Home News En Competición: Entrevista a James Barclay: “Algunos fabricantes llegan a Fórmula E quemados por experiencias anteriores”

En Competición: Entrevista a James Barclay: “Algunos fabricantes llegan a Fórmula E quemados por experiencias anteriores”

27 min read

A pesar de que en dos temporadas y media de Fórmula E, Jaguar no había cosechado más que un podio, en vísperas del ePrix de Roma tanto Mitch Evans como James Barclay, máximo responsable del equipo británico, defendían el potencial del I-TYPE 3. Tan sólo hicieron falta 24 horas para que la cita italiana de la quinta temporada de Fórmula E les diera la razón. En todo caso nuestra charla con el director de Jaguar Racing y representante de todos los equipos del campeonato eléctrico fue bastante más allá del rendimiento de su monoplaza o los resultados cosechados…

Diariomotor Competición: ¿En qué medida cambia la planificación de un ePrix cuando llega un piloto nuevo al equipo?

James Barclay: Esa es una buena pregunta. Desde luego desde un punto de vista operativo tenemos bien organizado el equipo, pero cuando llega un nuevo piloto lo más importante es que sea rápido lo antes posible. Lo bueno de Alex Lynn es que ya tiene cierta experiencia en el campeonato, descubre ahora el coche de segunda generación, pero se ha hecho hincapié en su preparación en cuanto a simulaciones, trabajo con los ingenieros… Todo eso es fundamental porque no podemos rodar en test como en campeonato digamos ‘normal’. Así que la clave está en las simulaciones y por supuesto de nuestro lado cambiamos algunos pequeños aspectos para que esté lo más cómodo posible. Alex Lynn es un chico perfectamente capaz y su experiencia del año pasado ha sido de una valía incalculable en cuanto a su preparación. Evidentemente se enfrenta a una curva de aprendizaje este fin de semana, debemos ser realistas, pero hablamos de alguien que logró la pole en su primer ePrix, en Nueva York. Así que haremos todo lo posible para que esté listo lo antes posible.

DMC: Hablamos con Mitch Evans con anterioridad y nos reconoció que quizá no hayáis tomado el camino correcto de primeras pero sabéis cuáles son vuestros puntos débiles. ¿Crees que se pueden arreglar esta misma temporada o se trata de cuestiones que deben esperar a la próxima?

J.B.: No, no tenemos ningún problema de base. Nos ha tocado una combinación de mala suerte y quizá de nuestro lado haber probado algunas cosas que no andaban por el buen camino. Cuando hablo de mala suerte me refiero a que por ejemplo en Riad Mitch no tuvo la oportunidad de dar una vuelta buena en clasificación por culpa de la bandera roja y aún así acabó cuarto. Si hubiera podido clasificar en condiciones creo que se hubiera metido en Superpole y hubiera luchado por el podio. En Marrakech nos metimos en la Superpole y Jean-Éric Vergne tuvo su accidente en la primera curva, pasando Mitch del quinto puesto al 16º creo recordar. Eso es pura mala suerte. Nos encontramos al fondo del pelotón cuando estábamos en condiciones de luchar por el podio. Eso es mala fortuna.

Por supuesto también hemos cometido algunos errores, posiblemente podíamos haber hecho las cosas de forma distinta pero ahora hemos aprendido de esas primeras carreras. Y si piensas en Sanya, teníamos la vuelta rápida hasta el último giro, cuando Jean-Éric Vergne se la llevó, siendo apenas una décima más veloz. Y aquella fue una carrera a fondo. Sabemos que tenemos ritmo de carrera en nuestro coche, ahora toca aunarlo todo para hacer una buena clasificación. Ese ha sido nuestro principal desafío esta temporada. En lo que respecta al coche como tal, es bueno. Ahora toca saber sacarle el rendimiento. Ese es nuestro objetivo a partir de ahora, nos queda media temporada por delante y aquí en Roma nos lo tomamos como un nuevo inicio.

DMC: Y tenéis piloto, porque Mitch Evans ha estado rindiendo de forma muy regular.

J.B.: Por supuesto, ha puntuado en todas las carreras. Lo más importante para nosotros creo que es que los dos pilotos se presionen entre ellos y el hecho de que Alex se sume al equipo es clave para lo que resta de temporada. Insisto, el problema no es el coche, no se trata de que el coche no sea competitivo. Es rápido, salta a la vista, quizá no en todos los aspectos, pero nos toca a nosotros ajustarlo y es en lo que debemos centrarnos.

DMC: Desde un punto de vista más general, existe ese clásico lema en el mundo de las carreras de “Ganar el domingo, vender el lunes” pero en Fórmula E parece no funcionar así exactamente, es más importante la exposición y presencia de la marca. ¿Cuánto puede durar esto?

J.B.: En estos momentos estamos todos viviendo un periodo de transición, pero míranos. Cuando arrancamos en Fórmula E no teníamos coches eléctricos en el mercado, ahora sí. De hecho el I-PACE es Coche del Año en Europa, está nominado a Coche del Año global y se ha llevado otros premios. Así que ahora desde luego que podemos ganar el sábado (risas) y vender el lunes. En los próximos cinco años vamos a ver más cambios en la industria del automóvil que en las últimas dos décadas. Esto está cambiando y se va a notar de aquí a dos o tres años. Pero está claro que la proyección de la marca es muy importante también, la Fórmula E es el campeonato que más rápido está creciendo en cuanto a deportes de motor. En cuatro años este certamen ha logrado cosas alucinantes. Tenemos aquí más fabricantes involucrados que cualquier otro campeonato en la historia del automovilismo. ¿Cuánto puede durar? Pienso que esto no ha hecho más que empezar y para nosotros es un escenario emocionante.

DMC: Por tu curriculum (fue responsable de Bentley antes de fichar por Jaguar), sé que estás doblemente al tanto del peso que supone representar a una marca británica en competición y de la presión de prensa y aficionados, pues son muy entendidos y apasionados y debéis defender un legado. ¿Cómo se afronta eso?

J.B.: Siendo totalmente honestos, para cualquier integrante del equipo es un honor. La primera vez que me monté en un coche de carreras, de copiloto cuando era un crío, fue en un Jaguar D-Type. No lo digo por decir, para mí es una pasión. Y cuando ves lo que hizo gente como Lofty England, que fue un jefe de equipo histórico de Jaguar, construyeron un importante legado. Mi responsabilidad en este equipo es escribir un nuevo capítulo. Así que claro que hay presión pero no recae en una sola persona, recae sobre todo el equipo y dudo que haya un solo jefe de equipo en Fórmula E que no se vea presionado. Es la razón por la que estamos aquí, es lo que me mueve a hacer esto. Lo que quiero es poder mirar atrás en un futuro hacia este periodo en Jaguar, que haya sido exitoso y dejar mi huella. Es en lo que pensamos todos los que formamos parte de este equipo, en estar orgullosos del trabajo realizado. Pero no ocurrirá fácilmente, nos queda trabajo por hacer pero tenemos esa importante responsabilidad.

DMC: ¿Estás satisfecho con cómo ha arrancado el I-PACE eTrophy? ¿En qué estáis pensando para el futuro? ¿Se trata simplemente de intentar aumentar el número de coches y equipos o estáis valorando implementar cambios de formato?

J.B.: Estamos realmente contentos con el primer año del campeonato y estas primeras carreras. Todos los que trabajábamos en Fórmula E llevábamos tiempo diciendo que necesitábamos una categoría telonera. Estamos orgullosos de haber dado el paso y haber decidido crearla. Hemos creado un gran campeonato con un fantástico coche de carreras, tenemos algunos pilotos fantásticos en parrilla y estamos todos de acuerdo en que las carreras han sido emocionantes. Pero eso no quiere decir que nos quedemos de brazos cruzados, nunca te lo puedes permitir. Así que por supuesto que estamos mirando qué se puede hacer de cara a la próxima temporada para seguir mejorando. Valoramos introducir algunos pequeños cambios en el formato, pero es demasiado pronto como para decirlo.

Se trata de un producto totalmente nuevo. Al contrario que en la Fórmula E son todos equipos privados, no hay fabricantes. Lo importante este año es demostrarles que este campeonato les ofrece tecnología, buenos coches y grandes carreras viajando a circuitos alucinantes. Y vemos que el interés con cada nueva cita. Desde luego que queremos tener una parrilla completa y esa es la intención, pero no se me ocurre otra copa monomarca que arrancara con una parrilla completa en su primera temporada. Somos pragmáticos y debemos seguir trabajando hasta llenarla, pero a medida que pasan las carreras la confianza va en aumento y la gente se plantea dar el paso del motor de combustón al coche eléctrico de carreras.

Y lo que me gusta es que vamos descubriendo nuevos talentos en el eTrophy, tenemos a Cacá Bueno o Katherine Legge, pero también otros pilotos más desconocidos como el canadiense Stefan Rzadzinski, que no había corrido mucho fuera de su país y va siendo cada vez más competitivo. También está Simon Evans, que había competido principalmente en Nueva Zelanda, es el hermano de Mitch y lo está haciendo realmente bien aquí. No tengo dudas de que será un trampolín para su carrera. Me enorgullece ver que el certamen va descubriendo talento y para nosotros es lo que marcará que el eTrophy tenga éxito en el futuro.

DMC: Obviamente eres consciente de que los departamentos de carreras-cliente han ido cogiendo cada vez más peso entre los fabricantes pues ofrecen tanto beneficios como visibilidad en competición. ¿Es algo que estáis valorando de cara a Jaguar, habéis echado un vistazo al reglamento E-TCR?

J.B.: Tenemos muchas posibilidades de futuro, pero nos centramos de momento en Fórmula E. Hemos hablado de nuestra responsabilidad y el objetivo es tener éxito aquí. Quien mucho abarca poco aprieta, como se suele decir. Así que lo primero es brillar en Fórmula E, centrarnos en esto, hemos introducido el eTrophy con éxito y una vez cumplamos con nuestros planes aquí podremos valorar proyectos que se sumen a lo que ya tenemos. Pero la prioridad para nosotros está en Fórmula E y en ser exitosos.

DMC: Tuvimos la oportunidad de hablar con Alejandro Agag hace unos meses y nos dejó claro que había una línea roja para él: nada de abrir la mano con las baterías. En cambio había ciertas opiniones divergentes entre los equipos sobre qué debería cambiar para el coche de tercera generación. Unos quieren tracción total, él preferiría algo más visible como recarga rápida… ¿Cuál crees que es la dirección que debe tomar la Fórmula E?

J.B.: Es algo que discutimos constantemente y va cambiando. Me gustaría decir que hay consenso entre los equipos y los fabricantes en lo que respecta a ciertos elementos. El ejemplo perfecto son las baterías. Nadie quiere abrir la mano en eso. Con toda honestidad, esa tecnología podría matar el campeonato. No necesitamos abrir la mano con eso. Como fabricantes queremos áreas ‘personalizables’ donde implementar nuestra propia tecnología y ya existen, no necesariamente necesitamos más. La batería común, el chasis único y la aerodinámica restringida son puntos fundamentales que deberían ser intocables. Hay un enorme consenso en lo que respecta a esto. Desde luego existe un debate sobre si tener tracción total o propulsión, pero no es un desacuerdo clave: unos se decantan por una opción, otros por la restante.

Pero lo realmente importante para todos es el control de gastos y no tomar decisiones que disparen los presupuestos. Confío en que todos apoyen este principio. Si abrimos la puerta a una tecnología que aumenta exageradamente los gastos, se terminará descartando. Uno de los grandes aciertos de la Fórmula E es que, sí, son coches eléctricos, sí, corremos en el centro de las ciudades más increíbles, pero al final los fabricantes vienen porque los presupuestos permanecen controlados. Vienen de otras categorías donde se descontrolaron. Algunos llegan quemados por experiencias anteriores y entre todos lo único que intentamos es escoger el mejor camino que nos lleve al mejor reglamento y las mejores carreras posibles.

Hay que seguir trabajando en ello y Alejandro Agag es un gran promotor que además junto a la FIA se asegura de que los costes permanezcan bajo control. Pero lo mejor de todo es que los fabricantes no necesariamente están en desacuerdo con ello, estamos todos en el mismo barco, tenemos que ser cautelosos y tenemos una buena fórmula. No necesitamos arreglar lo que no está roto y tan sólo debemos evolucionar de cara a la tercera generación de monoplazas.

DMC: En el fondo también gastáis mucho en cosas que no son visibles para los espectadores, como software, simuladores… ¿Cómo se puede controlar esto?

J.B.: Forma parte del debate permanente. Dado que desarrollas tu coche, necesitas tener cierto grado de preparación y más cuando no tenemos test durante la temporada. Algo tendrás que hacer para prepararte. Hemos hablado de ciertas áreas que permanecen cerradas. Que nos dejen trabajar a nivel de software es importante de cara a prepararnos, pero debemos prestar atención y fijarnos en que no se desmadre. Es responsabilidad nuestra como equipos y fabricantes junto a la FIA y el promotor que todo esto siga bajo control.

Tampoco es plan de simplificar la fórmula en demasía, no debe ser demasiado sencillo para que siga siendo creíble, pero hay que asegurarse de que ciertas áreas no se disparen para que hasta los equipos más pequeños puedan aspirar a ganar. Es la prioridad máxima de Alejandro Agag, estamos de acuerdo y en eso nos ha llevado a tener un ganador distinto en cada carrera. Con total honestidad queremos mantener esto así. Eso es lo más importante de cara al futuro.

Fotos | Jaguar Racing

Lee a continuación: Entrevista a Mitch Evans: “La frenada es probablemente lo más importante en un Fórmula E”

https://www.diariomotor.com/competicion/noticia/entrevista-a-james-barclay-algunos-fabricantes-llegan-a-formula-e-quemados-por-experiencias-anteriores/

Load More Related Articles
Load More In News

Check Also

Ya conocemos los precios del Mercedes C 300 de: 55.375 euros para este híbrido enchufable con motor diésel

La necesidad de rebajar la media de emisiones de CO₂ de los coches vendidos a valores máxi…