Home News El futuro de Madrid Central, y las restricciones al tráfico en la capital y el resto de España

El futuro de Madrid Central, y las restricciones al tráfico en la capital y el resto de España

15 min read

Uno de los titulares más llamativos de las Elecciones Municipales de 2019 ha sido el que nos ha dejado la jornada electoral en el Ayuntamiento de Madrid. A pesar de haber sido la fuerza más votada, el partido de Manuela Carmena, la alcaldesa de Madrid durante la última legislatura, no puede articular una mayoría que permita su reelección. De manera que el escenario que se dibuja es el de su sustitución por José Luis Martínez-Almeida, del Partido Popular, con el apoyo de Ciudadanos y Vox. Ahora bien, he aquí la pregunta del millón, ¿qué sucederá con Madrid Central y las restricciones al tráfico a partir de ahora?

Revertir Madrid Central: el plan del nuevo Ayuntamiento de Madrid

El análisis de lo sucedido en Madrid es importante, y necesario. Primero, porque Madrid no solo es la capital española, sino también una de las ciudades en las que el problema de la contaminación ha propiciado que se tomen más medidas, y más severas. De alguna forma, Madrid anticipa las medidas que se pueden ir tomando en otras muchas ciudades, así como también el margen con el que cuentan los consistorios – grandes y pequeños – para regular el tráfico.

Revertir Madrid Central, el área de bajas emisiones, con el tráfico restringido, del centro de la capital, ha sido uno de los ejes centrales de la campaña del Partido Popular y muy probablemente una de las exigencias de Ciudadanos y Vox para nombrar al nuevo alcalde de Madrid. Ahora bien, ¿qué sucederá con Madrid Central y las restricciones al tráfico?

El análisis de Madrid Central es importante y necesario, no solo en la capital española, sino también en el resto de municipios españoles, que en los próximos años podrían seguir los pasos de Madrid

Madrid Central no puede revertirse de la noche a la mañana

Deberíamos ser conscientes, primero, de que Madrid Central no puede revertirse de la noche a la mañana. Será necesario que se sigan los cauces ordinarios, y que se trabaje con unos plazos razonables, por ejemplo, para sustituir la señalización que delimita el área restringido al tráfico. Recordemos que la implantación de Madrid Central ha requerido una inversión económica. Únicamente los sistemas de vigilancia y control supondrían un coste cercano a los 12 millones de euros hasta 2025.

A pesar de que las promesas electorales, y la mención a Madrid Central en los programas de los partidos, eran claras y concisas, lo razonable sería que la retirada de Madrid Central quede sujeta a un estudio. Un estudio que valore, bajo parámetros técnicos, y objetivos, las consecuencias que ha tenido Madrid Central para el tráfico de la ciudad, la contaminación, o para los comercios de la zona afectada, tres de los aspectos por los cuales la oposición a Manuela Carmena más ha criticado esta medida.

Ahora bien, lo siguiente que deberíamos analizar es hasta qué punto, bajo la situación actual, un ayuntamiento como el de Madrid tiene libertad para regular su tráfico.

Revertir Madrid Central llevará tiempo, no puede revertirse de la noche a la mañana, y podría chocar con las intenciones y las potestades del Gobierno Central y la Unión Europea

La Unión Europea y las restricciones al tráfico

Las restricciones al tráfico en episodios de alta contaminación, que se aprobaron antes de la llegada de Manuela Carmena al Ayuntamiento de Madrid, durante la alcaldía de Ana Botella, del Partido Popular, se entendieron en Europa como un movimiento eficaz de Madrid para resolver los problemas de contaminación en la capital. Lo mismo ha sucedido con las reformas posteriores que se han realizado sobre estos protocolos de actuación sobre episodios de alta contaminación, que ya han sido aprobados durante el mandato de Manuela Carmena.

La Comisión Europea ha mostrado en diferentes ocasiones su aprobación a planes como estos y, sobre todo, su apoyo a Madrid Central. De hecho, estas medidas habrían sido determinantes para evitar procedimientos sancionadores, y cuantiosas multas, por superar los umbrales de contaminantes en el aire de la capital. La Unión Europea también habría expresado que vigilaría que estas medidas se apliquen correctamente. De manera que revertir medidas como Madrid Central podrían suponer precisamente los problemas que se han conseguido evitar hasta ahora, sanciones económicas de importancia.

Dicho lo cual, el margen que puede tener un ayuntamiento, ya sea el de Madrid, o de cualquier otra ciudad española, para evitar o revertir medidas como Madrid Central, se reduce. Y la Unión Europea tiene potestad para asegurarse de que los estados miembros cumplan la legislación comunitaria, especialmente en asuntos como el de la contaminación.

La Unión Europea podría iniciar proceso sancionadores por no resolver los problemas de contaminación en Madrid

El Gobierno Central y su visión de las restricciones al tráfico

Mientras en la capital española el bloque de centro-derecha suma mayoría suficiente para recuperar la alcaldía, el Gobierno de España se conformará, salvo sorpresa, gracias a la mayoría del centro-izquierda. Pedro Sánchez, del PSOE, revalidará y será nombrado Presidente del Gobierno. Y es evidente que el plan del Gobierno, por lo expresado en la anterior legislatura, es bien diferente del que propone el Partido Popular.

El etiquetado medioambiental se presentaba como el instrumento, a nivel nacional, para que los ayuntamientos legislasen sus restricciones al tráfico locales. Pero a finales de 2018 conocíamos que el Gobierno quería ir más allá, presentando una Ley de Cambio Climático y Transición Energética que proponía la obligación, a partir de 2023, de establecer zonas de bajas emisiones – similares a Madrid Central – en todos los municipios españoles con más de 50.000 habitantes.

La nueva legislatura, y su mayoría en el Congreso de los Diputados, podría facilitar que Pedro Sánchez y el PSOE retomen esta ley, la aprueben, y dificulten que pueda revertirse Madrid Central, e incluso que otras muchas ciudades españolas tengan que presentar planes similares al de la capital española.

El Gobierno Central pretende obligar a los municipios de más de 50.000 habitantes a establecer áreas restringidas similares a Madrid Central

Dicho lo cual, no parece que revertir Madrid Central sea una medida que pueda tomarse de la noche, a la mañana, e incluso podría ser difícil que se revierta por las potestades del Gobierno Central y la Unión Europea y su intención de que planes de restricción al tráfico como este dejen de ser la anécdota, para convertirse en la norma. Sí sería plausible que el plan actual de Madrid Central se revise, o incluso que en paralelo, mientras se trabaja para revertir Madrid Central, se presenten otros planes para mejorar la calidad del aire de la capital.

Por ejemplo, el Partido Popular habría propuesto – sin dar cifras concretas – instalar puntos de recarga rápida para eléctricos, y crear líneas de ayuda para instalar puntos de recarga en espacios privados, como edificios de oficinas, y comunidades de propietarios.

Por otro lado, y observando las intenciones del Gobierno Central, y de la Unión Europea, el futuro que le espera a las ciudades españolas va más encaminado a que planes como Madrid Central proliferen en otras ciudades, especialmente las más grandes, y las que más están sufriendo el problema de la contaminación, que a ver cómo las restricciones y los planes ya desarrollados, como Madrid Central, se revierten.

Lee a continuación: Por qué, a pesar de restricciones a diésel y gasolina, sigue habiendo alertas de contaminación en Madrid

https://www.diariomotor.com/noticia/que-sucedera-madrid-central/

Load More Related Articles
Load More In News

Check Also

This is the interior of the Porsche Taycan: all digital for the electric car optionally-free skin

Lack bit for the official presentation of the first electric car from Porsche, the Porsche…