Home News El Aston Martin DBS Superleggera se pone al servicio de su majestad, inspirado en las películas de James Bond

El Aston Martin DBS Superleggera se pone al servicio de su majestad, inspirado en las películas de James Bond

6 min read

El Aston Martin DBS Superleggera es uno de los deportivos más bellos del momento, un GT de altos vuelos de 725 CV que en su versión más potente es capaz de luchar de tú a tú con máquinas como el Ferrari 812 Superfast o coches futuros como el McLaren GT. Además, Aston Martin es una marca asociada a una imagen clásicamente británica, tanto en lujo como en deportividad. Desde hace ya cincuenta años, la marca también ha estado asociada al agente 007, el mítico James Bond. En 2019 se cumplen 50 años de la sexta película de James Bond, y este Aston Martin DBS Superleggera es un sentido homenaje automovilístico.

Este DBS Superleggera se llama OHMSS DBS Superleggera, un acrónimo que significa «On Her Majesty’s Secret Service». Este fue el título de la sexta película de James Bond, protagonizada por George Lazenby, que reemplazó a Sean Connery. Lazenby no volvió a ser James Bond, y el villano, Telly Savalas, tampoco volvió a repetir. Fue una película un tanto especial, pero no en un mal sentido: fue un auténtico éxito en taquilla. Aston Martin ha decidido homenajear no solo a la película, sino al elegante Aston Martin DBS de color oscuro – un verde oliva, concretamente – que el agente secreto conducía.

Sólo se fabricarán 50 unidades, una por cada año desde el estreno en salas de cine de «007 al servicio de su Majestad».

En el Aston Martin DBS Superleggera transformado por Q by Aston Martin – el nombre del departamento de personalización también es una referencia al agente secreto británico – nos llaman la atención las espectaculares llantas de aleación del coche. Estas llantas de 21 pulgadas son exclusivas para esta edición especial, y a buen seguro polarizarán al público. La calandra también ha sido modificada, y sus seis lamas cromadas horizontales son un claro guiño al DBS de la película del año 1969. El deportivo monta un kit aerodinámico en fibra de carbono, visible en zonas muy concretas.

Emblemas conmemorativos y superficies pintadas en el mismo color de la carrocería tratan de conferirle un aspecto un poco más discreto. El interior del superdeportivo combina piel perforada de color negro, con ribeteados en color rojo y pequeños detalles en fibra de carbono. Las levas de la caja de cambios están construidas en este material, pero teñidas en un sugerente color rojo. Entre los asientos se ha bordado el logotipo de esta edición especial, que en Reino Unido tendrá un precio de 300.007 libras – sí, incluso han ajustado el precio final como referencia a la película.

No es el primer coche fabricado por Aston Martin como homenaje a James Bond: ha habido un DB5 «Goldfinger» y también un DB9 «Bond Edition».

De forma opcional, en el maletero se puede encargar un compartimento a medida para botellas de champán, cuyo interior está forrado en Alcantara de color rojo. El DBS de la película tenía una caja para rifles telescópicos en el maletero. Aston Martin nos recuerda que es un accesorio que no debemos mezclar con la conducción.

Lee a continuación: El Aston Martin DBS 59 es un sentido tributo a la historia de Aston Martin en las 24 Horas de Le Mans

https://www.diariomotor.com/noticia/aston-martin-dbs-superleggera-ohmss/

Load More Related Articles
Load More In News

Check Also

Aumenta la actividad en el transporte de mercancías, a mayor coste y menor precio

Redacción.- El Ministerio de Fomento publica la actualización de los Observatorios de cost…